lunes, 5 de enero de 2009

Apuntando a la extinción


Hace un tiempo sospecho que mi gato Merlín, según la teoria de la selección natural de Darwin, apunta totalmente a la extinción.

Estos son los hechos:

1. Es totalmente blanco (y rosado)
O sea que si viviera en la calle y tuviera que cazar, está un poco jodido. Y si además tomase siestas al sol, teniendo en cuenta la falta de pigmento sería cuestión de tiempo para que generase un tumor.

2. No aprende
Hace cosa de un mes más o menos decidió que los ratoncitos de juguete eran comestibles. Y tuvo flor de indigestión, dos días vomitando, tuve que sacarle placas para ver si le había quedado algo atravesado, pero por suerte todo salió bien.
En cuanto se puso mejor volvió a comerlos y se repitió el proceso.
Obviamente me deshice de los ratoncitos.

3. Parece tener vértigo
O por lo menos no le gustan los lugares muy altos, al contrario de su hermana Nana que ama mirar (y asomarse) por la ventana abierta, el por lo general no se sube, y si lo hace se queda bien en el borde interno, no muy convencido, y se baja en seguida (como en la foto de arriba)

4. Tiene tendencias suicidas
Cuando era bebé tuvo una etapa de masticar cables eléctricos. Creí que lo peor había pasado pero el otro día se me rompió un vaso y aunque barrí bastante para que quedó un pedacito de vidrio. Pedacito que el señor se puso a lamer con toda alegria, lo agarre justo antes de que se lo metiera en la boca.

5. Es flogger
Nada más que decir.

2 comentarios:

Directora de Orquesta dijo...

Si viviera en la calle, seguramente sobreviviría en base a lo que un harem de gatitas muertas de amor le cazaría. Porque es tan pero tan lindo...
Igual, lo del flogger es imperdonable

Anita dijo...

Mmm, todo muy cierto

XD