lunes, 9 de junio de 2008

Compensaciones extrañas


La chapita blanca redonda e insignificante ya fue, yo quiero la altura de la calle GRANDE

2 comentarios:

Boro dijo...

Estaría cansado de que le den la correspondencia del vecino. O al revés.

Anita dijo...

XDD, no lo había pensado