sábado, 19 de abril de 2008

No me gusta tanto


Pushing Daisies


Las promos del canal Warner y ciertas cosas oídas por ahí pintaban a la serie como una especie de cuento de hadas moderno. La cosa va de un tal Ned que descubre de chiquito que posee la extraña habilidad de revivir muertos simplemente al tocarlos. Con la salvedad de que si los toca se mueren para siempre, y si los deja revividos más de un minuto, otra cosa se muere en su lugar. Hasta ahí, fantaseoso e interesante, y las promos adelantaban una novia revivida con la que convive y no puede tocar. Todo muy colorido.
Al ver el primer episodio lo primero que me golpeó fue, más que un tufillo, una baranda a Amelie (el uso de los colores saturados, el tono infantil de la narración, la voz en off que cuenta exactamente la edad de quién habla).
Hasta ahí todo bien, pero cuál fue mi sorpresa al ver que en realidad se trataba de otra serie más de resolver asesinatos!!
¿Cómo levantar muertos en tono Disney deviene en una serie forense más?:
El tipo se cruza con un detective que descubre su "habilidad" y le propone leventar muertos asesinados (siempre durante el arbitrario minuto) y así descubrír quién es el culpable. Que los occisos, sin importar que tan trumática haya sido su muerte, se despierten con cara de felíz cumpleaños, es solo una de la cantidad increíble de situaciones forzadas encubiertas detrás del empaque enmerengado de la serie. Que las tías de la noviecita me recuerdan a las siamesas de "La ciudad de los niños perdidos" demuestra que Amelie no va a ser la única película de Junet que va caer en las garras de la inspiración de Pushing daisies.
Francamente, prefiero seguír viendo House, aunque ya por la cuarta temporada no sea lo mismo.

2 comentarios:

Annayra dijo...

=( al final no actualizaste ...

Anita dijo...

actualizo cuando tengo algo que contar che..
además no pasó ni una semana! o.0