jueves, 10 de diciembre de 2009

Piropo


Desde la adolescencia he tenido, como supongo la gran mayoria de la mujeres, situaciones donde completos extraños largan un piropo

Desde el relativamente tranquilo "Hola linda/mami" tan afecto a la muchachada de la construcción, pasando por un tipo que gritó "¡Suegra!" una vez que caminaba con mi vieja, y por supuesto la inevitable guarrada dicha de costado y entre dientes, dirigida sin ninguna sutileza a alguna parte de la anatomía (no necesariamente descubierta), que siempre me deja con una sensación de asquito y la no muy feliz noción de que quizás la sociedad victoriana no estaba tan equivocada.

A partír de hoy nada de eso entra, para mi, en la definición de piropo.

Estaba haciendo la conexión entre la línea C y E del subte cuando me cruzo a un flaco. Escucho algo así como "Se te va cayendo... por el camino". Mis sentidos arácnidos me dijeron que el flaco no pintaba chorro, así que me di vuelta en un paranoico "¿será la cartera?, por favor que no sea la pollera", cualquier lógica había sido desterrada de mi cabeza, pero lo que salió fue un "¿Qué?".

"Se te van cayendo los pétalos por el camino"

Le sonreí con toda alegría y seguí mi camino sobre las nubes.

2 comentarios:

Annayra dijo...

absolutamente awesome. Y si, salis caminando como entre nubes, el sol brilla mas, los colores sonrien...

Un dia me dijeron "Quisiera tener una flor como vos en mi jardin" ... misma sensacion... Calculo q va a ser el unico piropo real q tenga, y ojala todas las mujeres tengan algun piropo real en su vida...

Anita dijo...

Totalmente!